En las calles de Medellín y Rionegro, mientras el ruido y el afán de los transeúntes abunda, se encuentra Alexis Fernando Vaquero o más conocido como Fernando Tiza, un joven de 30 años que desde hace 5 años se radicó por estas tierras con sus dos hijas y esposa para dar a conocer su arte con la tiza en las calles de Junín y ahora, en el parque de San Antonio de Pereira. Así es como todos los días convierte la cotidianidad de las calles en toda una obra de arte.

Fernando Tiza es un artista innato, pues desde pequeño se ha dedicado a dibujar y a ir perfeccionando su arte y hace 4 años se interesó por el arte en tiza. “Fue porque miré a un amigo argentino, el cual me gustó pues como la técnica en la que él desarrollaba con la riza en el piso”, cuenta este joven artista afirmando también que, a pesar de algunas dificultades al comienzo, hoy ha salido adelante y sabe manejar este gran proceso.

Este gran artista tiene la capacidad de realizar cualquier obra, pero las que más le gusta son las religiosas, pues durante años ha tratado de perfeccionar la imagen de Jesús. Ahora, con la pandemia, realizó un homenaje al sector de la salud para demostrar su apoyo durante estos momentos.

La primera obra que realizó Fernando fue la Virgen de Guadalupe, la cual jamás olvidará. “Fue la que más me impactó, estar ahí en el piso, estar alrededor de la gente, saber que te están mirando, no, de todo…”, cuenta el artista con mucha emoción, ya que el estar rodeado de personas, el recibir una moneda o un billete, era algo complejo.

Por estos días tan complejos para la humanidad, Fernando Tiza realizó un homenaje al personal médico para demostrar su apoyo debido a la.pandemia que hoy estamos atravesando. Es una obra elaborado en tiza en el que se demoró todo el día, desde las 8:00 am hasta las 6:00 pm. Es un dibujo de 2 metros x 2 metros. «Era algo que quería hacer desde hace rato dado de que prácticamente, ellos están ahorita como nuestros héroes, nuestros súper héroes», así lo manifiesta este artista.

Dibujo en tiza en homenaje al personal de la salud

Fernando ahora, con toda su experiencia, ha participado en la Feria de Manizales, un recuerdo que guarda también con él porque se encontraba rodeado de otras personas que no lo conocían. Sin embargo, entre muchos momentos que lo han impactado, ha sido su forma de reinventarse debido a la pandemia, pues desde que inició la emergencia sanitaria, comenzó a pinta en prendas de vestir, zapatos, cuadros, murales, manejando diferentes técnicas, aunque manifieste que aún le falta mucho camino por recorrer.

Por eso, en estos momentos donde todo es un poco incierto, Fernando les dice a todos los artistas que sigan adelante con su arte. “La invitación mía y lo que más anhelo es el apoyo por parte de todas las alcaldías. Yo he tenido apoyo de espacios públicos, pero no he tenido algo como que me diga un reconocimiento”, dice Fernando Tiza, pues lo que más desea es poder compartir todos sus conocimientos, llevarlo a niños, formar una escuela y enseñar a aquellos futuros artistas de tiza.

“Soy un artista lleno de amor, lleno de mucha felicidad y mucha dedicación por el arte y es una parte fundamental de mi vida”, concluye.