Sencillo, abierto y sereno; no hay nada de arrogancia en este talentoso artista. Saluda con alago, ríe con naturalidad, sincero, libre al responder, mostrando alegría y positivismo. Así es Ignacio Acero Olarte, cuyo nombre artístico es Nacho Acero, quien dio las siguientes declaraciones para el Periódico COLOMBIA MÁS POSITIVA.

¿Quién es Nacho Acero y cuánto lleva incursionando en la música?

Empecé en el mundo de la música hace 18 años más o menos, inicialmente en la actuación, después hice presentación de televisión, actué en varios seriados como: Francisco el Matemático, Padres e hijos, Unidad Investigativa y en la música, la persona que me descubrió fue Israel Romero, el dueño del Binomio de Oro de América. Yo empecé haciendo coros, incluso, no había llegado Jean Calos Centeno; estaban escogiendo las primeras voces tras la muerte de Rafael Orozco, estaba pollito, tenía como 16 años y empecé a moverme en la música, a conocerla a nivel profesional, fue una experiencia muy bonita… luego empezaron a pegar las canciones de Jorge Zeledón y Jean Carlos, era la época gloriosa del Binomio. Y de allí pa´ allá empecé a ser voz líder en un proyecto que se llamó Crema, fue mi primera oportunidad como voz líder, era de Merengue Apambichao, hice algo de rock y pop, posteriormente complete mi sueño, quería ser solista.

Hace 10 años, gravé mi primer álbum de salsa, se tituló “Dame tu amor” y desde ahí me di a conocer muy bien, no solo en Colombia, sino a nivel internacional como uno de los salseros más reconocidos del país.

¿Dónde nació Nacho?

En La Paz, Bolivia

¿Y donde se crió?

En Medellín, yo nací en La Paz, por cuestiones de altura, de accidente, mi mamá estaba paseando con mi papa, estaban trabajando, de hecho, con espectáculos y estaban viviendo en Argentina, fueron a Bolivia a hacer una diligencia y por la altura, casi ni existo, me vine de siete meses, de allí llegaron a Colombia cuando tenía como entre dos y tres años de edad.

Tus comienzos fueron en el Vallenato, Pop, Rock y llegaste a la Salsa. ¿En algún momento hubo alguien que te haya influenciado para ese género?

No, digamos que lo de la Salsa fue como encontrar un norte porque ya venía cantando muchos géneros y yo quería un género donde pudiera explotar mi voz romántica sin cantar balada y que pudiera poner a bailar la gente, fue lo que descubrí con la Salsa.

Presentaciones a nivel nacional, internacional, premios?

Bueno, este año tenemos varios conciertos grandes, incluso, uno que se llama Viva la Salsa donde estará Willie Colón, Gran Combo de Puerto Rico, Andy Montañez, Rey Ruíz, es en Bogotá, en el Movistar Arena, en Medellín en la plaza

de toros La Macarena el dos de agosto. Antes voy a tener una gira por Ecuador que arranca el 13 de julio hasta el 20 y allí se hará el lanzamiento de la canción nueva con Francis, la cantante de música popular, el 14 de julio, canción que se llama Rumores. Es Salsa pero tiene cositas de música popular que la incluimos dentro de la misma canción.

¿Quién eres como Nacho Acero y quién eres como Ignacio Acero?

Nooo, pues Nacho Acero es el mismo que Ignacio, sino que con reconocimiento artístico como cantante de Salsa. Ya llevamos una trayectoria importante en mi género, más de ocho canciones que hemos pegado fuertemente y que se relaciona con la persona porque he sido trabajador, disciplinado, constante, entregado a mi carrera y obviamente a mi familia también.

¿Cómo está conformada la familia de Nacho?

Suave, tengo un hijo de casi 15 años, que ya los cumple pronto, mi papá vive en Bogotá, mi mamá vive en Guarne y el resto de mi familia están regados por todas partes, unos están en Estados Unidos, otros en Bogotá.

¿Experiencia en el Oriente antioqueño?

Pues ha sido muy buena, hemos estado en varias fiestas, las de Rionegro, de La Ceja, en las de Guarne y súper bien el cariño de la gente, como recibieron las canciones, los shows, el último que hicimos en Guarne fue muy bueno porque hubo más gente que hace dos años y estuvo más animada, fue mucho mejor la experiencia.

¿Cuáles son los títulos de esas ocho canciones que mencionaste antes?

Cuánto te di, Te quise tanto, Secreto de amor, Te tengo que olvidar, Todavía, Culpable, Jamás.

¿Con cuál disquera trabajas?

Codiscos, es la compañía que me firma ahora.

¿Cómo te ves en uno o dos años?

Pues, esto es una cadena donde uno logra algo y ya quiere otra cosa, digamos que donde estoy ahora es lo que yo quería hace unos años, hoy en día mis metas son otras, entonces va como creciendo. Yo creo que el sueño de todo artista es globalizarse y que lo conozcan en muchos países del mundo, de que su música trascienda y ser reconocido como la figura más importante de Colombia, porque si te das cuenta, hay pocos que hacen el género que yo hago, sacando música como lo hago y es eso, el tiempo va dando como eso. Los premios y los reconocimientos van llegando, digamos que pasa a un segundo plano porque es como la consecuencia del buen trabajo.

¿Qué significó para ti en tus inicios el reconocimiento del público y que significa ahora que estas en este nivel?

Bueno, en mis inicios no sentí reconocimiento porque no me conocían, te estás dando a mostrar, es más difícil porque la gente está a la expectativa de quién es

este, qué trae y cuando ya te reconocen, te ven en vivo, están esperando algo que conocen, que ya han visto, entonces es más responsabilidad, más trabajo y más difícil hoy día porque la gente quiere algo más grande de ti.

¿Un consejo para los jóvenes de Oriente antiqueño que quieren incursionar en el género de la Salsa?

El consejo principal es trabajar, soñar porque este trabajo y este arte es de los tercos, de los que sueñan y que no hay límites, que solo son mentales y hay que cruzarlos más allá de lo que uno puede lograr, si se tiene el enfoque se pueden lograr las cosas, obviamente, no es de las fáciles, por el contrario, a veces de las más ingratas pero cuando se hace con pasión lo disfrutas y llegas a donde quieres llegar. También se trata de tener un buen manager.

Eso se lo da el tiempo y la vida, uno no puede decir que le va a llegar un buen manager de la noche a la mañana, es como la que quiere un buen esposo, no le va a llegar cuando quiera sino cuando sea el momento, eso llega. No es aconsejable que se pongan a buscarlo porque así no funciona.