Andrés Acosta, habitante de Medellín, es el dueño de Mailo un American Stanford  de 6 años, y Atenea un cruce criollo , que apenas ajusta 1 año a su lado. Mailo llegó a la vida de Andrés cuando sus anteriores dueños lo compartieron a través de redes sociales porque no podían tenerlo, casualmente Andrés deseaba un perro por aquellos tiempos, y fue desde el Barrio  Cristo Rey hasta el Barrio El Pedregal por el que se convertiría en su nuevo compañero . Sus anteriores dueños, una joven pareja, no tenían tiempo para cuidarlo  y como en ese momento  tenía  1 año de edad necesitaba mucha atención y amor  , según Andrés “cuando llego se veía flaco y triste  ,pero el perrito muestra el agradecimiento   , se volvió mi bonito” , los pitbull son  grandes compañeros leales y tiernos y muchas veces se tiene una noción errada de su comportamiento  y manera de ser  , “ellos son muy maltratados , mi hijo tiene tres años  creció al lado de Mailo y Atenea  y  juegan todo el día juntos , ahí se ve que todo va en la crianza”.