Por: Isabella Montoya Oquendo.

Timoteo, llego un 16 de abril del 2021. Fue adoptado cuando tan solo tenia 2 semanas de nacido, es un perro mestizo una combinación de 2 razas, tiene muchos rasgos característicos que lo hacen único a los ojos de sus amos. Todo ha sido un proceso de ir educando al cachorro, pues desde muy pequeño llego al hogar y al inicio era demasiado imperativo y dañino.

No obstante; “llego a alegrar mis días” afirma: Ana María Orozco Carvajal, actual dueña de Timoteo, aunque de cariño le dice Teo, es una compañía muy grande para ella y todos sus familiares, pues todos han acogido al cachorro de la mejor manera, siempre han estado acostumbrados a convivir con los animales.

Al pasar del tiempo, se ha vuelto un perro muy doméstico, porque desde muy pequeño se le enseño y educo para ello, y a pesar de ser un perro tan grande, disfruta estar en casa, en compañía de su familia.

Es muy cariñoso, alegre y amistoso con todas las personas que llegan a la casa, es muy activo, así como su madre lo llama “un bebé grande”. Le encantan las caminatas largas con sus abuelos, es muy juguetón y curioso, lo que más le gusta es la leche y el cuido. En su hogar se les trata como otra parte más de su familia.