Por: Isabella Montoya Oquendo.

“Traigo como símbolo y recuerdo este tatuaje que representa la vida” asegura el Joven
Abraham Pulgarín que hace aproximadamente dos años tomo la iniciativa de plasmar en su
cuerpo este símbolo tan representativo y con tanto sentido neutral del plano por el cual
pasan los seres humanos.
El tallo del árbol significa el camino de la vida y el inicio de todo, porque durante la vida
tenemos muchos caminos para recorrer y es allí donde el árbol muestra su mejor faceta con sus 24 ramificaciones, esto representa los múltiples caminos que podemos tomar en la vida.
La tonalidad de color en el tallo hace referencia a las partes oscuras que tiene el camino de
la vida a lo largo de su trayecto, teniendo como fin la enseñanza que tiene la vida para cada individuo. Sus hojas son para muchos el punto de llegada por donde se decidió caminar a lo largo del tiempo.
En la raíz guarda un recordatorio puntual, en el que se encuentra marcada la palabra
“armonía, para tener ese polo a tierra, el cual permita tomar las mejores decisiones y tener
la calma suficiente para afrontar con la mejor actitud los obstáculos y los diferentes
acontecimientos que el camino de la vida tenga para él. “Este tatuaje ha permitido que tome una actitud serena y centrada en mi vida, donde me ha ayudado a tener calma en mi ser y el cual me ha enseñado a no tomar decisiones apresuradas y a tener una mejor comprensión de la vida, no hay nada más que valore que la paz mental y espiritual porque esto ha transformando mis pensamientos y ha logrado que mi energía vibre de una manera más positiva”