“En la obra de Gerson Corzo lo primero que encontré fueron ganas de ser, de hacer, fuerza para desinhibirse y correr con los riesgos de experimentar, cambiar y proponer. Y esa es una actitud valerosa y valiosa para proyectar su obra en el mundo del arte.

Es contundente en el color, viene de lo que llama su “topografía”, de las entrañas del ser y de la tierra, inscribe sus paisajes como génesis primario, y comienza a descubrirlos en su andar, en el ir y venir de colores, conversando, acomodándose formalmente, entrando y saliendo del lienzo hasta que en el debate creativo queda lo que vemos, lo que nos entrega, lo que es su arte.

Texturas, materia, fuerza, entrega, y lo más importante en la pintura: lenguaje cromático, que resolvemos con la vista y la emoción. Porque sus obras acaparan la atención, hay que verlo, casi que tocarlo, para percibir el proceso que genero la obra, y, gozarla.

Viene de los procesos formativos de la Universidad Nacional, es decir de los talleres donde se forja un trabajador en el oficio, enfrentando en cada trazo la evolución de la obra. Ese oficio que ensucia las manos, el vestido y la cara, pero limpia la razón y libera el pensamiento, dejándolo extasiado y rendido frente a su obra, que es una más y una menos, porque todas son final y comienzo, y por eso ya está interviniendo nuevos soportes como la madera donde aplica nuevas texturas, que enriquecen las formas lejanas y los espacios se llenan de vida y mensaje.

No es fácil, encontrar el hilo conductor que permita desarrollar una cadena de obras, pero Gerson ya lo encontró, con acierto en las abstracciones en las que extrovierte sus emociones y conocimientos, por eso, así como encontramos masas de color, vemos su caligrafía expresiva que se perfila como una línea que sugiere vuelo, aire, vida, que viene desde los subsuelos de su materia y vibra sobre la capa de óleo como el aliento de un silbido lejano entre montañas y vegetación, o el vaivén de una hoja invisible, que se coló del paisaje que lo motivó, y lo seguirá motivando porque palpa su tierra y huele su aire y quiere su arte”. – SANTIAGO IBAÑEZ

ESTUDIOS

1993-1999

Realiza estudios de Artes Plásticas en la Universidad Nacional de Colombia con profundización en pintura.

2001

Taller-Exposición de Pintura Iberoamericana. Dirigido por el Dr. D. José Sánchez Carralero. Catedrático de pintura de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid. IFEMA, Madrid, España.

PREMIOS Y DISTINCIONES

Corzo ha participado en exposiciones regionales, nacionales e internacionales, haciendo presencia durante más de una década en el Salón de Artes Visuales Ciudad de Málaga y en Enciso en el Salón de Pintura que lleva su nombre.

El Museo de Arte Moderno de Bucaramanga ha proyectado su obra en más de una ocasión, así mismo fue seleccionado para entrar a ser parte de la Colección Básica del Banco de la Republica, representar a Colombia en el primer Salón internacional de Arte Joven en Cuenca Ecuador y participar en la Exposición-Subasta Jóvenes Artistas por el Referendo, en el Club de Banqueros de Bogotá.

En los últimos años ha participado en exposiciones en Colombia, Ecuador, España, México, Cuba, Panamá y especialmente en Estados Unidos. Actualmente trabaja en Enciso junto a su proyecto GERSON CORZO CASA MUSEO.