El 23 de Julio de 1987, Marta Lucía Pineda Duque se encontraba en el parque Jose María
Cordova de El Santuario, específicamente en una caseta de madera, Allí, ponía en fuego bajo los sanduches de pastel, un producto previamente inventado por ella, al cuál denomina “Sadupa”. En las metas de vida de Marta Pineda, mujer carismática y disciplinada, se hallaba tener su propia empresa, siendo esta la razón principal por la que buscó innovar. Ella, como típica santuariana, considera que emprender es difícil, sin embargo, menciona que lo más importante es la perseverancia y disciplina.

Su producto y empresa “sandupa tradición santuariana”, al cabo de los años empieza a ser
reconocido en El Santuario, donde en la actualidad es de las comidas más representativas del municipio. Hoy, lo que inició como un emprendimiento es toda empresa que cuenta con trece colaboradores, seis dentro del punto de fabrica y cinco en ventas. Además, la Sandupa es un producto de calidad que desde diciembre del 2020 cuenta con registro Invima.