En horas de la madrugada de este viernes, agente de las policías de Colombia, Paraguay, DEA y CTI de la Fiscalía arribaron a  la Loma de los Bernal, Belén Rincón, Campo Valdés, en Medellín; además de Bello y en Envigado (Antioquia) donde más de 150 uniformados realizaron dos allanamientos que derivaron en la captura de 5 personas implicadas en el asesinato del fiscal Marcelo Pecci. cuatro de ellos de nacionalidad colombiana y uno de nacionalidad venezolana. Uno de los capturados es una mujer.

El presidente Colombiano Ivan Duque, quien se encuentra actualmente en un viaje en Estados Unidos, dijo: “En una operación compartida de la Policía Nacional de Colombia, la Fiscalía General de la Nación de Colombia y con la colaboración de las autoridades paraguayas, hemos capturado a todos los presuntos involucrados, incluyendo el autor material del asesinato del fiscal Marcelo Pecci”.

El mensaje del mandatario colombiano fue respondido por su par, Mario Abdo Benítez. “Agradecemos el compromiso de los organismos del Estado colombiano. La investigación sobre la trágica muerte del fiscal Marcelo Pecci, en la que policías y fiscales de ambos países trabajan cooperativamente buscando justicia, avanza con la captura de los sospechosos de su muerte”, escribió el presidente de Paraguay en su Twitter.

Información preliminar indica que dos días después, el 8 de mayo, se registraron dos de los implicados en el mismo hotel en el que se encontraba Pecci junto con su esposa celebrando su luna de miel.

La mujer y su hijo fueron los encargados de seguir cada movimiento de la pareja e incluso serían quienes avisaron a los sicarios el punto exacto de la playa en la que se encontraba el fiscal, donde se produjo su muerte.

Hasta el momento, se sabe que el hombre que disparó el arma no es de nacionalidad colombiana, mide 1.74 de estatura; que junto al otro sicario alquiló una moto acuática por 200.000 pesos durante 30 minutos, y que la usaron entre 7 y 13 minutos para cometer el crimen. “Bordearon la playa hasta el lugar, bajaron, ejecutaron, volvieron, fueron a un aparcadero que estaba detrás del lugar de las motoski y se fueron por una ruta (terrestre) interna”, dijo hace quince días Manuel Doldán, fiscal de Asuntos Internacionales a Radio Monumental de Paraguay.

En esa oportunidad, Doldán adelantó que los sicarios no escaparon por el mar, sino que tomaron una vía que conduce a Cartagena. Desde el momento del homicidio, la Policía publicó un retrato hablado del sicario y verificó las cámaras de seguridad de al menos 102 hoteles de Cartagena. También analizaron movimientos “migratorios de los vuelos previos y posteriores desde Paraguay y verificaron la lista de las personas que estaban en los hoteles y lugares donde estuvo Pecci junto a su esposa, quien espera un bebé.

De acuerdo con Noticias RCN, el homicidio se habría planeado en la plaza Minorista de Envigado, donde los hoy detenidos se reunieron apenas el fiscal aterrizó en Colombia para celebrar su luna de miel. El medio también reveló que el grupo se dividió en tres para viajar a Cartagena. Y que un hombre y una mujer (que están entre los detenidos) hicieron reservas en una agencia de viajes. Eran los llamados “marcadores”, quienes seguían en informaban a los sicarios de los movimientos del fiscal y su esposa.

Pecci estuvo detrás de uno de los mayores operativos antimafia en la historia de su país – conocido como “A Ultranza Py”, el cual llevó a la destitución de dos ministros y el arresto de 24 personas por supuestos nexos con organizaciones narcotraficantes.

Fue asesinado frente a su esposa cuando ambos celebraban su luna de miel en la isla de Barú, cerca de Cartagena.