El alcalde Daniel Quintero Calle firmó el decreto que ratifica la aplicación de la Política de Compra Pública Innovadora, Sostenible y Socialmente Responsable en la contratación de la Alcaldía de Medellín y las entidades del conglomerado público.

Entre varios criterios le apuesta a la adquisición de bienes y servicios en favor de jóvenes sin experiencia, mujeres cabeza de familia, adultos mayores, víctimas del conflicto armado, personas con capacidad reducida y/o cualquier aspecto de responsabilidad social empresarial. Así mismo, que contribuya a la generación de empleos verdes.

Además, se busca que los bienes y servicios contratados sean innovadores, fomenten el desarrollo socioeconómico y consideren el uso mínimo de recursos no renovables y/o bajos en emisiones que reduzcan los efectos del cambio climático.

“Lo que hace esta política es que cuando se presenten contratistas a participar en los procesos de construcción de proyectos en la ciudad, bibliotecas, Metros, hospital, etcétera, los que tengan vinculada más población LGBTI, más mujeres, más jóvenes, tengan más posibilidad de ganarse los proyectos. Asimismo, los que tengan más prácticas ambientales, reconocimientos por algún tema social. Eso lo que hace, al mismo tiempo, es generar un cambio en la mentalidad de los contratistas y que cambie la sociedad”, dijo el mandatario local durante la firma del decreto.

Esta iniciativa de la administración fue aprobada y sancionada el 25 de noviembre de 2020 por el Concejo. Desde entonces, la Secretaría de Suministros y Servicios construye su reglamentación con secretarías como Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos, Medio Ambiente y Ruta N, además de diferentes actores como ciudadanía, gremios, entidades del conglomerado, academia, entre otros.

El decreto cuenta con un documento normativo y ocho anexos, que facilitará herramientas a las dependencias del nivel central y descentralizado para aplicar criterios innovadores, sostenibles y socialmente responsables a través de sus trámites contractuales.

A la fecha se han incluido más de 300 criterios de esta política, lo que incluye procesos como el de la Biblioteca Nororiental, con criterios que fomentan el empleo de mujeres con un mínimo del 30 % en la construcción de la obra y el empleo joven con un 20 % del recurso humano, que sean menores de 28 años. También los Computadores Futuro, cuya negociación promueve la sostenibilidad, ya que estos cuentan con certificados mundiales ambientales.

“En las mesas de trabajo que tuvimos con los gremios, con los empresarios y ciudadanos, les decíamos cuáles son esos emprendedores del futuro, cuáles son esos contratistas que nos soñamos en la Medellín Futuro, y precisamente son esos que participan de manera diferente a como lo hacen el resto de contratistas en Colombia”, destacó la secretaria de Suministros y Servicios, Karen Delgado Manjarrés.

En 2021, esta política recibió mención de honor en la Categoría Departamental de Eficiencia y Transparencia en la Contratación Pública de los Premios de Alta Gerencia por parte del Departamento Administrativo de la Función Pública.

Adicionalmente, Open Contracting Partnership, creada por el Banco Mundial, la destaca como caso de éxito, y tiene un memorando de entendimiento con la administración para realizar seguimiento y acompañamiento a su desarrollo y aplicación.