El pasado 21 de diciembre, el entonces presidente Iván Duque, anunció que le dio
instrucciones a Angélica Mayolo, Ministra de Agricultura, para que se inicien los
trámites pertinentes con el objetivo de que el Viche sea declarado como
patrimonio cultural inmaterial por parte de la Unesco. El Consejo Nacional de
Patrimonio Cultural ya lo avaló para incluirlo en la Lista Representativa de
Patrimonio Cultural Inmaterial de la Nación.

El Viche es una bebida fermentada tradicional hecha a partir de la caña de azúcar.
De acuerdo con Maura de Caldas, reconocida cocinera y embajadora de la cocina
del Pacífico, la bebida se puede hacer con caña morada, dulce o blanca. La caña
de azúcar se corta cuando está cruda y el jugo que sale es destilado
artesanalmente. A ese líquido después se le agregan otros ingredientes, para
hacer distintas variedades del Viche, como el Curao, Arrechón o Tomaseca. El
Viche Curao, por ejemplo, se prepara con menta o manzanilla.

La producción de esta bebida se concentra en los departamentos del Valle del
Cauca, Cauca, Nariño y Chocó, y su comercialización principal se da durante el
Festival Petronio Álvarez, en Cali, a donde asisten cientos de turistas nacionales y
extranjeros.