La ministra de Cultura, Angélica Mayolo y la alcaldesa Mayor de Bogotá, Claudia López, presentaron hoy el Plan Especial de Manejo y Protección (PEMP) del Centro histórico de Bogotá. El Plan es un instrumento de planeación y gestión que orientará el desarrollo del Centro Histórico hasta el año 2038, a través de la ejecución de 11 programas, que se subdividen en 63 proyectos y 120 acciones. La meta es triplicar los residentes en los próximos años con estrategias para la permanencia de los actuales.

 

Se trata de un hecho histórico, pues es el primer PEMP que se adopta para el Centro Histórico de la capital del país. 2.600 familias de pequeños comerciantes y que trabajan en la industria artesanal, así como los cerca de 60 mil habitantes de este sector, se verán beneficiados con este Plan Especial de Manejo y Protección de la Alcaldía y el Ministerio de Cultura.

 

“En el Plan Especial de Manejo y Protección (PEMP) del Centro histórico de Bogotá, la cultura y el patrimonio se convierten en ejes determinantes del ordenamiento territorial.  Es un ejercicio pionero que no solo le servirá a Bogotá, sino también será un referente para el país en otras ciudades en donde esa integración del patrimonio natural, inmaterial y material son necesarios para construir el desarrollo de los territorios”, afirmó la ministra de Cultura, Angélica Mayolo.

 

Y agregó: “Quiero resaltar el ejercicio tan riguroso y técnico que ha tenido este Plan, que se ha trabajado de la mano junto con el Distrito y el Ministerio de Cultura. Esta iniciativa integra la visión de permanencia de los habitantes del sector; es realmente lo que necesitan las nuevas políticas que contemplan el patrimonio y la cultura como eje central”.

 

El Ministerio de Cultura expidió la Resolución 088 de 2021, por medio de la cual se adopta el PEMP para el Centro Histórico de Bogotá luego de un arduo trabajo articulado con el Distrito, que incluyó la participación de otras instituciones, sectores y comunidades relacionadas con el sector.

 

El PEMP y sus beneficios 

 

El Plan incorpora las condiciones señaladas en el Decreto 2358 de 2019 para los planes especiales de manejo y protección, reconocido como un relevante instrumento para fortalecer la gestión del patrimonio cultural, puesto que esta norma permite fortalecer la gestión del patrimonio cultural mediante una mayor participación de las entidades y sectores, con la posibilidad de generar acuerdos sobre el patrimonio, la simplificación de trámites, la integración del manejo del patrimonio material e inmaterial y el reconocimiento de los paisajes culturales como una categoría especial de los bienes de interés cultural.

 

El Plan involucra componentes claves como las unidades de paisaje, la apropiación social y el patrimonio inmaterial que le brinda todo el significado a los espacios y a los inmuebles. Igualmente, y en el marco de la reactivación, el PEMP simplifica en una norma todas las intervenciones y programas en el Centro Histórico de Bogotá y contribuye a una mejor atención a los usuarios en lo referente a las competencias de la Nación y el Distrito, ya que simplifica los trámites y procedimientos para autorizar y facilitar intervenciones, proyectos e inversiones, garantizando reglas claras para todos.

 

De esta manera, de acuerdo con el PEMP, el Distrito Capital en cabeza del Instituto Distrital de Patrimonio Cultural -IDPC- será la entidad responsable del régimen de autorizaciones, relacionadas con intervenciones que se pretendan realizar en los inmuebles con niveles de intervención 2, 3 y 4 ya sea en el área afectada o en zona de influencia y sobre espacios públicos de categorías 2 y 3, previa obtención de su respectiva licencia de construcción.

A través de estas disposiciones, se brinda al Distrito una mayor capacidad de control y de protección de esta zona de la capital. Las normas que lo componen buscan incentivar la sostenibilidad del patrimonio y aprovechar las áreas de oportunidad para permitir desarrollos urbanos sostenibles con equidad territorial, cuidado, empatía y cultura democrática.

 

El PEMP evidencia el trabajo articulado entre la Nación y el Distrito. Representa una demostración de la importancia de trabajar en equipo y para cada territorio, teniendo en cuenta su diversidad cultural y sus dinámicas sociales.

 

El Ministerio de Cultura participará activamente en la implementación de este PEMP y, sobre todo, en los procesos de comunicación y apropiación social que son la mayor garantía para que este instrumento contribuya a mejorar las condiciones de vida y de trabajo del Centro Histórico de Bogotá, cuyo valor cultural es del ámbito de toda Colombia.

 

El Ministerio de Cultura también tiene sus principales sedes en el Centro Histórico de Bogotá y con ello reitera su compromiso con proyectos tan emblemáticos como la ampliación del Teatro Colón que, cuya actualización rendirá homenaje a todas esas actividades y expresiones culturales que engrandecen nuestra cultura, nuestra identidad, nuestras memorias y nuestra participación en el desarrollo de Colombia. Por ello el Ministerio de Cultura participará activamente en la implementación de este PEMP y, sobre todo, en los procesos de comunicación y apropiación social que son la mayor garantía para que este instrumento contribuya a mejorar las condiciones de vida y de trabajo de este centro histórico, cuyo valor cultural es del ámbito de toda Colombia.