Ana María Campuzano es Concejala del municipio de La Ceja, localidad en donde
nació, hija única del reconocido dirigente Libardo Campuzano, quien fue Concejal
y presidió la corporación en tres oportunidades y desde ahí ha querido vincularse
a la política, aunque su padre no quería que hiciera campaña para lanzarse al
Concejo, porque le decía que un buen trabajo político es muy duro, pero lo que se
lleva en la sangre no se deja y finalmente la respaldó. “Adicionalmente tengo un
ángel en el cielo que es mi padrino, el abogado Jorge Turbay, quien falleció hace
dos años a causa del Covid y quien siempre fue el motor para impulsar esos
sueños que tenía de trabajar en la vida pública”.

Es la Concejala más joven del Oriente Antioqueño, a sus 21 años es una
joven soñadora, cursa el último semestre de Ciencias Políticas y afirma que en su
tiempo libre le gusta jugar tenis y leer. Cuenta que su mayor sueño ha sido ayudar
a la comunidad y precisamente a eso se ha dedicado.

“Cuando era estudiante en el colegio María Auxiliadora fuí Personera Estudiantil y
desde allí fui dando los primeros pasos para lo que era mi proyecto de vida, pues
realmente me quería dedicar a todo lo que es la vida pública”, sostiene la
Concejala.

Su lema y su llamado es “Más mujeres en la política, que las mujeres se atrevan a
soñar, que las mujeres podemos apropiarnos de estos espacios donde se toman
las decisiones, porque realmente son sumamente importantes. La invitación para
las mujeres es a participar de los escenarios de poder, pues esa participación es
sumamente importante para poder tener dolientes en todos los temas que nos
conciernen”, dice con entusiasmo Ana María.