El municipio de Abejorral, localizado en la subregión oriente de Antioquía es una paraje insólito, aventurero y cultural oculto en el páramo.

Abejorral, una tierra fría, llena de personas pujantes, campesina y agradable le abre las puertas al mundo con sus montañas verdes, grandes y abundantes, mezcladas con pinceladas de nubes que esconden parajes sumamente importante y hermosos para los turistas. Uno de ellos es, La Casa en el Aire, una construcción pegada a una construcción creada por un fanático a escalar montañas y temeroso de las alturas, aunque suene redundante; sí, Nilton López, creador de este atractivo turístico narra que, desde sus miedos a las alturas y su búsqueda por superarlos, creo este recinto para los amantes de la aventura y la desconexión del mundo.
Ahora bien, Abejorral no solo cuenta con estos atractivos sobre las montañas, también en el casco urbano, a solo una cuadra del parque principal de encuentra La Ramada, un café-hostal que te llevará a los tiempos de antaño con su construcciones y las maneras de concebir el mundo. Aquí, más allá de compartir con personas nómadas que buscan disfrutar de la vida sin paraje fijo, se tiene acceso a el parque principal lleno de arquitectura clásica de los años de conquista.
Sumado a ello, sus ríos, fauna, flora y población, Abejorral se posiciona cada vez más como un destino turismo digno de ver y conocer, su historia, gente y territorio tiene historias por montones que contar y plasmar.