Con la familia de Nathalia vive Lulú, una perrita que se caracteriza por su
inteligencia y por ser muy amistosa. Tuvieron durante 12 años un perrito que se
murió de viejo y anhelaban remplazarlo por otro, ojalá una hembra, entonces
fueron a la plaza de mercado de Rionegro un sábado, que es el día en que los
campesinos salen a ofrecer sus productos, entre ellos gallinas, perros y gatos y
encontraron el animalito que les gustaba, apenas tenía dos meses de nacida y así
fue como Lulú llegó a ese hogar.

Natalia dice que Lulú “Es una perrita muy tierna, juguetona, corre mucho, es
obediente y muy inteligente, ya que le hemos enseñado muchas cosas y las ha
aprendido muy rápido y por eso la definimos como una perrita muy inteligente. Es
bonita, de color negro, tiene las orejas largas y las paticas son blancas, entonces
es una perra que nos parece muy bonita y nos llena de alegría cuando sale y corre
por todos lados, por lo que los niños se alegran mucho con ella”.

Para los miembros de la familia la perrita tiene un significado muy grande, porque
la consideramos un miembro más de la familia, a la que tenemos que cuidar,
preocuparnos por su salud, darle alimentación y es una compañía, sobre todo para
los niños, porque ellos disfrutan mucho estar con ella, jugar, de manera que Lulú
significa mucho para nosotros, porque es una gran compañía.

Las principales cualidades que tiene Lulú son su inteligencia, ya que le enseñaron
a dar la mano y muy rápido aprendió, también le enseñaron a que saltara, a que
se echara y a esperar y lo hace todo muy bien. Otra cualidad es que es muy
amistosa, no pelea con otros perros y le demuestra cariño a otras personas, ya
que le gusta que la acaricien.