Separados deben de estar o mejor juntos y cohesivos hasta el final del caminar? Desde la psicología siempre se habla de tomar las decisiones teniendo en cuenta la racionalidad del momento y también los aspectos emotivos significativos que debamos emplear; es por ello que, el dibujo al son de tinta que tiene en el brazo Elizabeth Becerra, estudiante de psicología, es una representación fiel y concreta de lo que desean enfrentar en el futuro.

Situado en su brazo izquierdo, a unos 12 centímetros aproximadamente de su muñeca podemos visualizar el mundo de Elizabeth dividido en dos partes: por un lado, tenemos un lóbulo del cerebro, lleno de bifurcaciones neuronales convertidas en pequeñas y delicadas líneas que dibujan todo lo que los libros de ciencia nos muestran del nuestros cerebros, en la parte superior podemos leer un Think, que en español traduce pensar; por otro lado y al otro extremo, tenemos la silueta y el contenido de lo que es un corazón, con sus arterias y venas dibujadas y una cantidad fina de líneas detallistas y surreales, que le dan vida a un dibujo que, paradójicamente, y trayéndolo a la realidad, nos brinda toda nuestra vida, en su esquina inferior se puede leer Feel, lo que traduce sentir y así, llegamos al balance mental y emocional que se debe tener en la vida. “Esto representa lo que soy, lo que amo y la cual es mi pasión” expresa Elizabeth.

El corazón y la razón cohesivos hasta el final del caminar deben de estar para poder lograr todo lo que se quiera alcanzar, pues sí, son estas dos herramientas quienes brindan un equilibrio total en nuestra vida, que sin duda alguna ayudara a encaminarles a sus experiencias futuras.