María Camila Aristizábal es una emprendedora del municipio de Marinilla, estudio gastronomía en el Sena durante 8 meses, e igualmente tuvo la oportunidad de hacer cursos en Perú en la institución D´Gallia por 3 meses.

Decidió iniciar con los postres en pandemia, debido a que se dedicaba a realizar maquillaje profesional, pero por cuestiones sanitarias de salud tuvieron que cancelar todo tipo de eventos presenciales, los postres tuvieron muy

buena acogida, porque los ingredientes que lleva cada postre son preparados por ella.

A parte de los postres también realiza tortas de todo tipo, su trayectoria con la repostería es de 4 años, pero por cuestiones de viaje tuvo que dejar de hacerlos, pero ahora viene con toda la energía para sorprender con sus deliciosos postres.